Reflexió Hort urbà Can Barriga

Calçotada en el huerto comunitario de Can Barriga

El día 6 de febrero de 2016 el colectivo del Huerto Comunitario de Can Barriga hicimos una exquisita calçotada.

Esta calçotada marca un punto de inflexión en el trabajo experimental que tuvo a bien promover un grupo de personas rescatando terrenos urbanos, propiedad del Ayuntamiento, buscando a un profesor en temas agrícolas y formando un grupo que hace tres años empezó con la agricultura ecológica, la permacultura, las lunas, las mareas, el PH del suelo, las semillas, los bancales… En pocas palabras: formando agricultores urbanos.

Poco a poco empezamos a trabajar, poco a poco con mucha paciencia, poco a poco con muchas ganas, y ahora podemos contemplar un huerto hermoso: los calçots verde fuerte, las habas altas, los guisantes con flores delicadas, las lechugas, las fresas, las zanahorias, las acelgas… Los semilleros, las plantas olorosas, los bancales, el riego por goteo… Lo dicho: un hermoso huerto.

La idea que tuvieron en su día ha dado sus frutos. Aparte de los productos agrícolas, hemos cultivado y han florecido virtudes humanas, necesarias para que el grupo siga y no se rompa, para que el grupo de personas pueda seguir tanto en las labores agrícolas como en las labores humanas, labores, estas últimas, que nos permiten ayudar a aquellas personas que lo necesiten.

Este grupo ha conseguido que las virtudes de RESPETO, de SOLIDARIDAD y de CARIÑO den frutos de satisfacción en las personas. Ese es nuestro triunfo, ese es el motivo de la calçotada, en la que, por otra parte y como no podía ser menos, lo pasamos francamente genial.

Vidal N. G.